La importancia de los estiramientos

Nuestro movimiento es constante. Andamos deprisa, nos sentamos, nos levantamos, subimos y bajamos escalones, fregamos los platos, conducimos un coche o montamos en una bicicleta. Nuestros músculos están activos el mayor tiempo del día. Si bien no es deporte, es actividad.

En la mayoría de los casos esa actividad se ve impuestamente unida a emociones de peso; ando deprisa porque llego tarde, trabajo a destajo para cumplir unos objetivos, levanto más peso del que puedo para demostrar mi valía, hago más cosas de las que debo para competir por un aumento de sueldo, realizo ejercicio sin mesura para quitarme unos kilos porque me siento incómodo con mi peso…

Todas estas emociones van ligadas al trabajo que realizan nuestros músculos en cada acción que realizamos. Convertimos nuestros músculos en almacenes de tensiones no liberadas. Y es por este motivo que aunque nuestra actividad física no sea visiblemente exagerada, el cansancio de nuestros músculos es, en numerosas ocasiones, mayor del que imaginamos. Y aunque nos sintamos cansados o doloridos no prestamos atención a la pérdida de flexibilidad de nuestras articulaciones, a los calambres de las piernas o a los latigazos cervicales ya que los asociamos a las secuelas “inevitables” del paso de los años o a las consecuencias de la ausencia de deporte en nuestra vida.

Nuestro sistema muscular puede resultar estresado, agotado e incluso exhausto con la simple y cotidiana actividad diaria. En incontables ocasiones, si bien una dosis moderada de deporte es altamente recomendable, lo que más urgencia trae a nuestros músculos es una buena sesión de estiramientos y relajación. Antes de someterlos a más contracciones y trabajo extra es beneficioso llevarlos cómodamente a su estado original de tensión. De esta manera ayudamos a su correcta oxigenación y nutrición así como al adecuado sistema de drenaje o eliminación de residuos. Lo que conlleva a una conservación de la correcta elasticidad y una prevención del envejecimiento prematuro así como de las lesiones indeseadas.

Los estiramientos son, en gran medida, fáciles y cómodos de realizar. Los beneficios sobre nuestro bienestar son inmediatos.

–       Reduce la tensión muscular y relaja el cuerpo.

–       Aumenta la elasticidad y flexibilidad de las articulaciones.

–       Ayuda a prevenir lesiones.

–       Contribuye a conocer mejor el cuerpo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s