El uso del las ventosas como disciplina saludable

Todos conocemos o hemos oído hablar de las ventosas. Esos remedios caseros que usaban nuestros abuelos cuando enfermaban.  Pero poco sabemos a cerca de su proveniencia, sus indicaciones y los beneficios que conlleva su aplicación.

untitled

El uso de la ventosa se remonta a eras remotas como las civilizaciones egipcia, griega (textos de Hipócrates) y romana, pasando por la Edad Media (Paracelso – Las plantas mágicas) hasta llegar a nuestros días; comúnmente utilizada tanto en oriente como en occidente.

Si bien es cierto que con el declive de la Edad Media y el inicio del Renacimiento  el instrumento de la ventosa fue cayendo en desuso, a partir del S.XIX su aceptación popular fue retomando notoriedad hasta llegar a nuestros días. Actualmente en los países árabes se sigue recurriendo con frecuencia y asiduidad al llamado AL-HIJAMA, una tradición terapéutica con ventosas siguiendo el calendario lunar.

En su origen los materiales empleados para la fabricación de dicho instrumento fueron, en2 occidente; cristal, cuerno, cobre o hierro y en oriente; bambú, maderas duras o porcelanas.    En la actualidad las ventosas son, en su mayoría, de plástico aunque también las sigue habiendo de cristal.

Para su correcto uso, la ventosa ha de crear un vacío al entrar en contacto con la piel. Para ello en la antigüedad se practicaba una combustión dentro de la misma, con la finalidad de consumir el aire y provocar un vacío al adherirse a la piel. A día de hoy las ventosas disponen de una válvula superior a la que se le aplica una bomba o pistola de vacío manual. También existen las que llevan incorporadas peras de succión.

Continuando con las técnicas de uso milenarias, existen dos modalidades de aplicación; ventosas húmedas y ventosas secas.

La ventosa húmeda es aquella a la que precede una pequeña escarificación a su aplicación directa sobre la piel.

La ventosa seca es la modalidad más utilizada actualmente en los centros de terapias naturales. Consiste en aplicarla sobre la piel sin ejecutar ningún corte dérmico previo. Lo que favorece la posibilidad de extender alguna crema o ungüento sinérgico sobre la piel antes de su aplicación. La ventosa seca puede ser móvil, utilizándose para potenciar la acción de un masaje o posicionarse fija con la posibilidad de introducir una moxibustión dentro de la misma.

5

Ambas modalidades de uso llevan consigo una serie de efectos positivos en relación a la mejoría de la dolencia tratada. Tanto es así que desde los textos hipocráticos hasta los recientes estudios de profesionales de la medicina podemos encontrar extensas disertaciones sobre sus usos y beneficios. Materias que explicaré en próximos artículos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s